top of page
  • Foto del escritorSOYIDEC

Mis Sueños y Dios


Resultado de los sueños guiados por Dios

Dios le da la oportunidad al ser humano de soñar, y en esta ocasión no me refiero a las visiones o sueños nocturnos, sino a la capacidad que tenemos de anhelar (desear, aspirar, querer) algo que en nuestro presente aún no tenemos, o lo tenemos pero no en el nivel que en realidad deseamos, ya sea un trabajo, un título, una familia, un puesto específico, un liderazgo, entre otras muchas cosas, y es que en nuestros sueños nos visualizamos en condiciones mejores.


Comparto contigo 4 resultados de los sueños guiados por Dios, pero antes de profundizar en el tema, debo decirte que necesitas evaluar si tus sueños actuales, son la voluntad de Dios, de no ser así, aléjate de ellos, pues te traerán crisis espirituales, emocionales y pérdida material.


Te llevan por un proceso: antes que tus sueños se hagan realidad, serán procesados, y en este trayecto es donde muchos tiran la toalla, porque es la parte difícil de cada uno de ellos, toca que llorar, orar, y perseverar, pero adquieres experiencias que sin este no obtendrías. Recordemos el caso de José (Génesis 37:5), fue odiado, vendido, encarcelado, pero, debido a que contaba con el respaldo de Dios, todo lo que tuvo que acontecerle, le llevaron al cumplimiento de los sueños que hacía mucho tiempo atrás le habían sido dados, al igual que José, tú no estás solo en este proceso.


Tienes seguridad: cuando sabes que el sueño en el que te estas encaminando viene de Dios, es la voluntad de Dios para ti, tienes la seguridad que con su ayuda lo vas a alcanzar, sin importar cuanto tiempo tome, las dudas que te quieran detener, ni las dificultades que tengas que atravesar, existe la plena certeza que se harán realidad.


Tienes paz: no hay nada más reconfortante que saber que tus sueños, también es lo que Dios quiere para ti, créeme que te provoca una tranquilidad tan grande, y afirma tu fe, porque es Dios el que va contigo, el que le va guiando por el camino correcto a alcanzarlos, Dios se encarga de llevarte con las conexiones correctas, proveer lo que necesitas, e incluso quita de tu camino aquello que no te va a ser de bendición, y cuando tienes a Dios como el patrocinador de tus sueños, todo encaja, esa es la clave.


Serán de bendición, sabes el resultado de los sueños guiados por Dios es que no son egoístas, por decirte, no te van a beneficiar sólo a ti, sino que serás de bendición para los demás, tanto en el trayecto, como al cumplirlos.


Para terminar, te aconsejo; no anheles nada que Dios no quiera darte, no es que él sea egoísta, sino porque conoce el resultado de lo que tú y yo anhelamos, que en varias ocasiones nos dirá NO a lo que nosotros queremos, pues no otorgará nada que te pueda dañar o alejar de él. Josué 1:8 (RV1960) nos dice “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”.


Colaboradores:

Autor: Deisy Lara

Redacción: Karen Cabrera

Diseño y Publicación: Josué Guzmán

Gestión: Sheyla Pimentel


513 visualizaciones2 comentarios

Artículos Recientes

bottom of page