top of page

Un Buen Prójimo



En 2021, más de la mitad de la población mundial utiliza Internet. Casi todo el mundo está conectado e interactuando de forma virtual hoy día, ya que facilita muchas cosas que el ser humano necesita. La pregunta es ¿qué haríamos sin internet? seguramente sería un caos para la humanidad y estaríamos desconectado de muchas cosas que hasta hoy día se ha vuelto importante para el individuo como el trabajo, la educación, entre otros.


Ahora bien teniendo esto en mente así también la humanidad en algún momento de la historia se desconectó de Dios a causa del pecado pero Dios en su infinito amor mando a Jesucristo para restaurar, dignificar al hombre para unir la relación que en algún determinado momento se había perdido y esto lo vemos cuando Jesús estuvo en esta tierra ya que todo su ministerio giraba en torno a ello en dignificar a el hombre puesto que para Jesucristo mismo la misión que le dio el Padre no se limitó a la predicación del evangelio. Mateo, por ejemplo, sintetiza el ministerio terrenal del Señor así: "y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo" (Mt. 4.23; y .9.35)


Y esto presupone un concepto de salvación que abarca la totalidad del hombre ya que Salvación es salud. Salvación es humanización total. Salvación es vida eterna, vida del Reino de Dios, vida que comienza aquí y ahora y toca todos los aspectos del ser del hombre.

Puesto que es triste y doloroso ver en diferentes direcciones y descubrir la corrupción, la violencia la desigualdad la injusticia que se ha generalizado y se ha vuelto algo normal y aceptable. En base a esto surge una pregunta ¿cuál es el papel de la iglesia? ¡Que ha sido llamado a ser luz y ser sal! vamos a observar a mirar con indiferencia a lo que está pasando a nuestro alrededor o decidimos cumplir el mandato del señor.


Recordemos que la palabra del señor nos insta a amar a nuestro prójimo puesto que en 1 de Juan 3:17 Dice “el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad y cierra contra él su corazón ¿cómo mora el amor de Dios en su corazón en el?” RVA1960 Si tenemos el amor de Dios en nuestro corazón debemos de ser sensibles a las necesidades humanas y hacer algo para mejorar la situación de los más necesitados siendo estos uno de nuestros principios prácticos “obligación social” a continuación mencionaremos razones porque hacer acción social en este tiempo.


Porque a través de acción social se restaurar la esperanza: mostrando empatía de las necesidades físicas y espirituales de las personas llevando aliento a través de nuestras acciones.


Porque a través de acción social Reflejamos la gloria de Dios: se va transmitiendo su amor y misericordia interesándonos en el bienestar de los más vulnerables siendo nosotros un canal de bendición


Porque a través de acción social respondemos en acción: porque la fe en cristo está muerta si no va acompañada de hechos según Santiago 2:26

Porque a través de acción social hacemos su voluntad: Cumpliendo con la gran Comisión anunciando el evangelio a través de la acción social.


A si también mencionaremos algunas sugerencias para proyectos comunitarios Ante el contexto social comunitario, con altos índices de problemas, por varios factores. Los cuales son los recursos indispensables para poder realizar los siguientes proyectos que se sugieren a continuación.


Sugerencias Se debe crear programas intensivos, enfocados a las necesidades espirituales, mediante grupos de oración y el ministerio de intercesión, para atar, desatar y manifestar el reino de Dios. Evangelizando, ministrando, amando, liberando y sanando a enfermos y restaurando las vidas. Mediante grupos de estudios bíblicos en los hogares en diferentes barrios o zonas de nuestros pueblos.


Programas de ayuda humanitaria, llevando refacciones o alimentación a los más necesitados, personas de la calle, viudas de escaso recursos, personas de la tercera edad, personas migrantes, refugiados, albergues, hospitales, centros educativos y otros; mediante la iglesia, personas que tienen las posibilidades y el ministerio de acción social.


Programas de reintegración social. Existen personas marginadas por las drogas, alcoholismo, influencia satánica, violaciones sexuales, problemas conductuales, distorsión de género, violencia intrafamiliar e injusticias sociales. Ante estos problemas, el pastor, los líderes y la membresía en general, no tienen por qué quedarse de brazos cruzados o siendo insensibles. Es urgente brindarles ayuda espiritual, psicológica, educativa y social, para que se reintegren y gocen de una vida más digna.


Los tiempos que estamos nos invita a ser mensos egocéntricos y a darle más importancia al prójimo es decir al evangelio relacional, y practico tal y como sucedía en la iglesia primitiva y como lo vemos a Jesús actuar en los evangelios.


Colaboradores

Autor: Elmer Chan

Diseño y Publicación: Josué Guzmán

Gestión: Sheyla Pimentel

260 visualizaciones0 comentarios

Comments


Artículos Recientes

bottom of page