Buscar

Volviendo a la Misión



Después de haber cumplido Jesús su Misión en la tierra, le entregó a la Iglesia la Gran Comisión, registrado en Mateo 28:19,20; Marcos 16:15, estas fueron parte de las últimas instrucciones que Cristo dejó a sus discípulos antes de ascender a los cielos. Mientras Marcos enfatiza el mandato de predicar, Mateo lo enfoca en hacer discípulos a todas las naciones. La Misión principal que Cristo ha dado a su iglesia es la combinación de la evangelización y el discipulado.

La Misión de la Iglesia es predicar y enseñar, como lo expresa el Dr. Culpepper, narrar y revelar, luego, instruir y asesorar. Es la proclamación y demostración del evangelio de Cristo a través de palabras y acciones de amor y compasión que puedan llevar al ser humano a una comunión con Él. Para el cumplimiento de la Misión, Dios llenó a la Iglesia con su Espíritu Santo. La Misión es el corazón de la Iglesia y por ello debe estar enfocada en su llamado, de no ser así, no hay iglesia. No se trata de volver a las misiones, sino a la Misión original. No se trata de hacer misiones, sino de vivir en Misión.


1. Debemos volver a la Misión.


a. Porque es un mandato prioritario y vital, ignorado o desobedecido por muchas iglesias. Está en el corazón de Dios redimir a la humanidad, Él ha establecido a Su Iglesia para su cumplimiento. Mateo 28:18-20, Marcos 16:15


b. Porque los campos están listos para la siega. Este es un llamado de atención del Señor; “Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque están blancos para la siega” (Juan 4:35). Esto afirma el enfoque que hay que tener como Iglesia, en ver la urgente necesidad de levantar la cosecha, una labor que no se limita a eventos, cultos, campañas, sino una iglesia dinámica movilizándose permanentemente en la cotidianidad de la vida alcanzando al ser humano que necesita encontrarse con Cristo.


c. Porque Cristo viene pronto por su Iglesia y quiere encontrarla ocupada en la Misión encomendada (Lucas 12:43-45) El tiempo es ahora, no hay que distraerse ni entretenerse en cosas y situaciones que desenfoquen lo verdaderamente urgente: Cumplir la Missio Dei (Misión de Dios).


2. Elementos que deben existir para volver a la misión.


a. La unidad en la misión. La colaboración, mostrada en la unidad de la iglesia, no es cuestión de conveniencia práctica sino una consecuencia del propósito de Dios para su iglesia y para la humanidad revelado en Cristo. Hemos sostenido que solo unidos, integrando todos los ministerios de la iglesia local podemos dar cumplimiento a la misión glocal (global y local simultáneamente). Solo unidos podemos llegar e impactar las vidas de los afligidos, angustiados, marginados, pobres, a los que sufren violencia y poder extender una mano de compañerismo y amistad. (Hechos 2:46).


b. La obediencia a su Palabra. La misión no se hace por emoción, sino por convicción y obediencia. Jonás, desobedeció al llamado primario, pero tuvo que retomar, regresar, volver a la misión original porque el propósito de Dios debe cumplirse.(Jonás 3:1-3). Por que si no soy yo, entonces quien? Si yo no voy, entonces quién irá?.


c. El amor al prójimo. Asegurémonos que el amor de Dios Padre ha sido puesto en nuestros corazones (Romanos 5:5), ese grande amor que hizo posible enviar a su Hijo al mundo (Juan 3:16), hace la diferencia en nuestra vida, Jesús resumió la Ley en amar al prójimo (Romanos 13:9). Amar a nuestro prójimo implica no ignorar la condición física o espiritual en que se encuentra y responder a esa necesidad.


3. Obstáculos que impiden volver a la misión.


a. Desobediencia. Jonás nuestro protagonista, tiene la misión de llevar el mensaje de arrepentimiento a los asirios, pueblo cruel y pecador que había provocado la ira de Dios. Misión difícil, complicada y peligrosa. Jonás decide no obedecer la misión y decide escapar, ignorar, ocuparse en otras cosas, pero no en la misión encomendada.


Dios siempre cumplirá su propósito e hizo que Jonás reflexionara a través de su experiencia y decidiera retomar la misión hacia Nínive (Jonás 3: 1-3). Por muchas vueltas que se quieran dar, siempre Él nos hará volver a la misión original.


b. Indiferencia. Nos bloquea la ortopatía, nuestras emociones, lo que sentimos influyen en nuestra conducta y creencias. Podemos cerrar los ojos e ignorar lo que sucede a nuestro alrededor, que no nos da ni frío ni calor, o abrir los ojos y ver lo que Dios ve.


c. Descompromiso. Las iglesias o los creyentes que no están comprometidos con la misión glo-cal están contradiciendo, por ignorancia o desobediencia, una parte integral de su identidad cristiana. Si Dios se ha propuesto redimir al hombre y establecer su reino, entonces debemos comprometernos en ser parte de ese proyecto, donde Él desea que “ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3:9).


d. Desenfoque. El activismo sin propósito, una cultura cultera por tradición y dando importancia a otros menesteres más que el cumplimiento de la misión como prioridad, nos distrae, nos entretiene y nos termina sacando del verdadero propósito del por qué existe la iglesia.


Conclusión.


Como iglesia la evangelización de los pueblos es nuestra suprema tarea y urgente donde todos los ministerios se integran en el cumplimiento de la misión, entonces seremos más personas involucradas, fuertes y con recursos. Hasta que la persona o iglesia, como dice Billie Hanks, llegue a comprender a dónde se dirige, no tiene el menor deseo de cambiar de dirección.


En Romanos 10:13-15 nos habla de esta responsabilidad, que siendo honestos, es una materia que sigue pendiente en nuestras iglesias, pero debemos retomarla. Oswald Smith nos dice que en el cumplimiento de esta misión es determinada y juzgada toda espiritualidad, todo conocimiento bíblico, toda discusión doctrinal y teológica, si no colocamos las cosas primordiales todo lo anterior es pura presunción. La iglesia que cumple la Missio Dei refleja una ortodoxia, una ortopráxis y una ortopatía en toda su labor ministerial.


Preguntas de reflexión

1. ¿Ha cambiado mi concepto de “hacer Misiones”, luego de este tema? Explique:


2. ¿Qué entiende por vivir en Misión?


3. De los obstáculos mencionados, ¿cuál considera que es predominante en su Iglesia?



¿Cómo practicar lo aprendido?


1. ¿Qué acciones realizará para compartir el evangelio de Jesucristo?


2. ¿Qué obstáculos se han de superar para realizar la Misión de manera efectiva?


Autor: Edwin de León

Tema extraído del Material impreso 12 Temas Misioneros "Misión imPosible" 2021.


751 vistas4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Suscríbete a SOYIDEC y recibe las últimas noticias en tu email

¡Gracias por suscribirte! revisa tu correo electronico y asegurate que recibes nuestros mails en tu bandeja de entrada. (Revisa en correo no deseado o spam sino recibes nuestros correos).