MISIONES

DESAFÍOS GLOBALES

Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Níger, Lucio de Cirene, Manean el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo. Hechos 13:1

Empezamos una nueva década y con ello nuevos desafíos que como iglesia debemos enfrentar, desafíos que ameritan una mirada hacia lo local pero también hacia lo global, tenemos desafíos como plantar nuevas iglesias, formar nuevos discípulos, llegar a los pueblos no alcanzados, en fin, la tarea es muy grande, es lo que hemos venido haciendo decadadas atrás, pero ahora el desafío es hacerlo en medio de tiempos muy complejos.

La iglesia de Antioquia nos muestra un ministerio compartido y no individual. Tenía rostro ese liderazgo y había cinco líderes destacados que trabajaban como un equipo. Era un liderazgo internacional e intercultural. Venían de diferentes regiones: Bernabé de Chipre, Manaén venía de los círculos gubernamentales de Jerusalén, Saulo de Tarso, Lucio de Cirene de extracción árabe proveniente del Norte de África y Simeón apodado el Negro de la cuenca del Nilo en África oriental. Formaban un liderazgo espiritual con diferentes trasfondos. Encarnaban un compañerismo que estaban tratando de inculcar a la congregación. Eran siervos líderes.

Dios es un Dios misionero. La misión existe simplemente porque Dios ama a las personas. Dios quiere rescatar a la humanidad de su deshumanización en lo moral, espiritual, físico, intelectual, social, económico, político y cultural. El establecimiento de su reino es la misión de Dios. Podemos concebir a la misión como un movimiento de Dios hacia el mundo donde la Iglesia es un instrumento para esa misión. La iglesia tiene el privilegio de participar. «La Iglesia se encuentra al servicio del movimiento de Dios hacia el mundo»

La iglesia de Antioquía jugó un papel importantísimo en la vida de la iglesia universal. Fue una iglesia que traspasó barreras sociales (Hechos 11:19-20), reconstruía vidas rotas (Hechos 11:21-24), buscaba la participación de otros (Hechos 11:25-26), cubría necesidades físicas y espirituales (Hechos 11:27-30), tenía un liderazgo compartido (Hechos 13:1), extendieron los límites del reino de Dios (Hechos 13:2-3) y resolvieron conflictos doctrinales (Hechos 15). Antioquía tenía que ver con ser una puerta abierta para la evangelización del mundo. Nosotros somos desafiados a seguir este modelo.

La iglesia que vive en misión es una iglesia que se reconoce como enviada al mundo

Animo Iglesia de Dios de Guatemala avancemos en cada uno de los desafíos que se nos presentan.

CULTO MISIONERO 2021 LOGO RECURSOS.jpg

Vídeos para el Culto Misionero Mensual basado en los 12 Temas Misioneros 2021 Misión imPosible.

(Primer Semestre)

PROYECTO OMID

Informe Diciembre 2019