Buscar

Compartiendo mis Talentos

Actualizado: mar 24




En los blogs anteriores, leíste sobre cómo descubrir tus talentos y desarrollarlos, ahora aprenderás a compartirlos con los demás que necesitan de alguien que los impulse a cumplir su propósito de vida.


Personalmente creo que en este siglo no hay falta de liderazgo sino de líderes que sepan comunicar sus ideas, compartir sus talentos, ayudar a los que están iniciando algún sueño o meta establecida. El mundo de hoy necesita líderes comprometidos a dirigir, orientar, motivar, comunicar, ya que no se trata de competir sino de compartir y así crear un mundo mejor, libre de egoísmo.


Hablando de compartir tus talentos y no competir con ellos, reflexionemos en las siguientes interrogantes planteadas por Conor McGregor: ¿Odiar a mis oponentes? ¿Cómo podría odiar a alguien que tiene el mismo sueño que yo?, Ante la realidad de este mundo humanista, egoísta, individualista y emocionalista, debemos luchar para vencer nuestro ego, y la mejor manera de hacerlo es compartir lo que hemos recibido de Dios.

Todos los seres humanos quieren ser reconocidos por la sociedad, pero pocos están dispuestos a compartir sus talentos, piensa en ¿Cómo sería tu familia, tu comunidad, tu país, tu entorno laboral, tu relaciones interpersonales si tú compartieras el conocimiento, la experiencia y tus talentos? Anteriormente hablamos de líderes, y un líder no es sólo aquel que tiene a su cargo un grupo de persona, una empresa, etc. Un verdadero líder es aquel que ama, instruye, que da incondicionalmente sin recibir nada, es criticado y aún así vive la vida al máximo compartiendo sus talentos.

¿Cuántos cambios sociales se han registrado en toda la historia humana? Esos grandes cambios sociales han tenido a personas que han dado su vida por los demás, y ejemplos hay muchos, pero pensemos en Jesús. Él es el único que vivía su vida apegada a su mensaje, el hablo de amor y dio hasta su vida, habló del perdón y perdonó a toda la humanidad, habló de amistad y es el mejor amigo, realmente Jesús es nuestro ejemplo a seguir y el apóstol Pablo lo describe de una manera extraordinaria, «Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz». (Fil 2:5-8)

Veamos el ejemplo de la iglesia primitiva, «Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos» (Hch 2:44-47)

Estos dos ejemplos registrados en la Biblia no necesitan una gran interpretación para comprenderlo, deben ser practicados. Compartamos nuestros talentos, si somos cantantes enseñemos a otros a cantar y no burlarnos de su voz, si somos oradores elocuentes demos algunos talleres gratuitos a los que lo necesitan, sí alguien necesita comida compartamos lo que tenemos en la mesa, sí alguien está solo en sus proyectos preguntemos en que podemos apoyarlo, sea cual sea nuestra habilidad o talento siempre podemos compartirlo a los demás, recuerda que este mundo cambia sí nosotros compartimos lo que somos, lo que hacemos y lo que tenemos..

Con aprecio y respeto, te digo que llames a algún amigo, algún familiar o compañero de trabajo y pregúntale en que puedes apoyarlo, seamos «antorchas humanas» (Daniel Habif) llevando luz y esperanza a los que lo necesitan y que este desafío sea un movimiento mundial.


Colaboradores:

Autor: Edwin Tucubal

Diseño y Publicación: Josué Guzmán

Revisión: Jaquelinne Colindres

Gestión: Rosell Mérida

223 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Suscríbete a SOYIDEC y recibe las últimas noticias en tu email

Iglesia de Dios Evangelio Completo de Guatemala

Todos los derechos reservados.

7 av. 32-31 zona 11 Las Charcas. 

Tel. 2476-7075

© SOYIDEC
  • telegram-512
  • Instagram
  • Facebook icono social
  • YouTube
LOGO IDEC2019-02.png