top of page
  • Foto del escritorSOYIDEC

El Espíritu del adicto



1 Pedro 2:11 (TLA) nos dice: Amados hermanos en Cristo, les hablo como si ustedes fueran extranjeros y estuvieran de paso por este mundo. No hagan nada que obedezca a sus malos deseos, pues esos deseos los llevarán a la perdición.


Antes de compartirte acerca del tema, deseo definirte adicciones y el espíritu: Adicciones, aquello que se vuelve imprescindible en el ser humano. Inicia en pequeñas cantidades, dosis y tiempo, hasta que se pierde el control total del dominio sobre ello. Espíritu: nuestro Espíritu, el cual es la parte más profunda y escondida de nuestro ser. Es mediante nuestro espíritu que tenemos contacto con el mundo espiritual. Ninguna otra criatura fue creada con esta tercera parte: el Espíritu. Es por el Espíritu que Dios puede ser real para nosotros y que lo podemos recibir, mantener y tener comunión con Él (Periódico Fortaleza Cristiana).


Vivimos en una sociedad adictiva, adictiva a sustancias, adictiva a ciertas prácticas, adictiva a la tecnología, ver personas inmersas en las adicciones, es tan común, y el daño que éstas te generan incluye no sólo tu cuerpo, sino también, tu espíritu, daña tus emociones, las relaciones con los demás, pero mucho más importante, dañan tu relación con Dios, pues te llenas de ellas y ya no hay lugar para Dios en tu vida.


Todas las adicciones normalmente surgen por querer llenar vacíos, escapar de ciertas situaciones, o satisfacer el deseo de tu carne, lo lamentable de ello es que te alejan de Dios, pues pasan a convertirse en rebelión que gobierna tu vida. Imagina esto, todo a lo cual tú prestas tus sentidos, viene a formar parte de tu vida, y entre más tiempo le dediques, mas necesidad de eso vas a sentir, se torna en un círculo vicioso, y esto daña tu cuerpo físico e interno, daña el templo de Dios y la morada de su Espíritu.


No te has dado cuenta que cuando eres adicto al celular, tu enfoque es pasar el mayor tiempo posible en él, te olvidas de tu familia, te olvidas de leer la Biblia, te olvidas de orar, incluso, te olvidas de tu salud, te olvidas de lo que te rodea, pues tus sentidos están concentrados en ese aparato, lo mismo sucede con todas las demás adicciones, te corrompen a ti y corrompen la relación con los demás. Es de esta manera que apagas la presencia de Dios en tu vida, cuando te dedicas a satisfacer los deseos de tu carne, pero no a alimentar el anhelo de tu espíritu (Mateo 26:41) el cual desea tener relación con Dios.


Si alimentas los deseo de tu carne (adicciones) estás impidiendo que tu espíritu se conecte con Dios, las consecuencias que esto trae es alarmante, primero dañan tu conexión con Dios (muerte espiritual), pues ya no estas permitiendo que sea Él el que gobierne tu vida, sino las adicciones, segundo, desconectado de Dios, todo lo demás nada podrá salir bien, hay daño en relaciones interpersonales, aislamiento, alteración de las emociones (descontrol), alteración del buen funcionamiento del cuerpo (órganos dañados), si te das cuenta, nada bueno surge al ser adictos a aquello que no le agrada a Dios.


Posiblemente estés luchando en secreto con alguna adicción (drogas, tecnología, pornografía, masturbación, fornicación, adulterio, etc.) y lo que has leído durante este mes te ha hecho entender cuan contaminado te encuentras y alejado de Dios a causa de eso, ya no sigas más practicando ese círculo vicioso, estás a tiempo de que tu vida cambien, solo/sola no vas a poder, pero con la ayuda de Dios y hermanos en la fe, verás como salir de esas adicciones va a ser posible, en Romanos 6:12-13 está escrito; No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; 13 ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. Dicho esto, ya no permitas que las adicciones destruyan tu vida, tu relación con Dios, y con los que te aman.


Colaboradores

Autor: Deisy Lara

Revisión: Jaquelinne Colindres

Diseño y Publicación: Josué Guzmán

Gestión: Josué Guzmán


439 visualizaciones0 comentarios

Comments


Artículos Recientes

bottom of page