top of page

El proceso del pecado



¿Qué es el pecado? Es hacer lo que Dios dijo que no se hiciera (transgresión) y dejar de practicar lo que Dios dijo que se practicara (omisión). Es decir, el pecado es todo aquello que aparta al ser humano de la voluntad de Dios. Según el Diccionario de Teología Contemporánea, el pecado “es el resultado del uso de la libertad del hombre para encontrar seguridad en alguna cosa humana, finita, más bien que reposando totalmente en Dios”. Entonces, el pecado es producto de las malas decisiones del ser humano y no meramente obra del diablo. A continuación, se presentarán algunos aspectos importantes sobre el proceso del pecado, tomando como base Génesis 3.


EL PECADO ENTRA A TRAVÉS DE LOS SENTIDOS.

En Génesis 3 se encuentra la historia de cómo el pecado entró en Adán y Eva. La serpiente atacó a la mujer a través del sentido del oído, la convenció de que el fruto, el cual es una representación del pecado, no era malo, sino bueno. Además, se afirma que este fruto era agradable para sus ojos y luego Adán y Eva comieron y utilizaron el sentido del gusto para pecar. También, Jesús enseñó de que la lámpara del cuerpo es el ojo, si lo que ves con tus ojos es malo tu cuerpo estará lleno de tinieblas.


Uno de los principios prácticos de la confesión de fe de la Iglesia de Dios es la pureza moral y en el segundo inciso dice: “cuidado con lo que leemos, miramos y escuchamos; la literatura que leamos, los programas que miremos y la música que escuchemos, afectarán profundamente nuestros sentimientos, pensamientos y conducta”.


EL PECADO SE PRESENTA COMO UN BIEN

Eva “creyó” que el árbol de la ciencia era bueno, se veía codiciable, parecía una oportunidad para ser conocedores del bien y el mal, y llegar a ser iguales a Dios. Hoy en día el pecado se presenta de la misma manera, a lo que es malo la sociedad le llama bueno, el sistema de vida del mundo ha cambiado los principios morales de Dios, y el ser humano en su pensamiento depravado quiere hacer ver el matrimonio igualitario, el aborto, el divorcio y las relaciones sexo genitales antes del matrimonio como algo bueno. La Iglesia está recibiendo influencia de todos estos movimientos, pero no se puede llamar bueno a lo que es pecado.


EL PECADO DESTRUYE

Las consecuencias del pecado de Adán y Eva fueron trágicas, Jehová Dios sacó del huerto al hombre; esa comunión que el ser humano tenía con Dios se rompió a causa del pecado, esto es la muerte espiritual. Porque el resultado del pecado siempre será la muerte, por muy bueno y delicioso que parezca. El pecado es una clase de mal que destruye al ser humano, lo va arrastrando a una vida de perdición y cada día alejándolo más de su creador, que es Dios.


CONCLUSIÓN

La vida de cada persona es una lucha constante contra el pecado,  !!Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? (Romanos 7: 24). El pecado es una barrera que separa al ser humano de Dios, pero hay una buena noticia… “Jesús perdona el pecado” así es, Él vino para reconciliar al mundo con Dios. Es por ello, que cada persona tiene la oportunidad del arrepentimiento, volver su mirada a Dios y abandonar su pecado; porque "no puede haber paz entre tú y Cristo, mientras haya paz entre tú y el pecado" (Charles Spurgeon).


Colaboradores

Autor: Raúl Valdez

Redacción y Revisión: Karen Cabrera

Diseño y Publicación: Josué Guzmán

Gestión: Deisy Lara


555 visualizaciones0 comentarios

Artículos Recientes

bottom of page