Buscar

La Fe me Salva



La fe es un regalo de Dios que nos ayuda a creer en Jesucristo, pero no solamente creer sino también ver el efecto que puede causar en nuestra vida. A veces creemos que por ser buenas personas con los demás o por servir en algún ministerio dentro de la iglesia tenemos ganada la salvación.


Te comento que no es así, yo antes iba a la iglesia porque eso era lo que mis padres me habían inculcado desde mi niñez, era algo normal para mí, pero sinceramente nunca había sentido algo especial. Y ese es el gran problema en la mayoría de nosotros los cristianos, creemos que lo que hacemos, lo que hablamos o incluso lo que pensamos es suficiente para ser salvos. Que la salvación ya la tenemos únicamente por ir a la iglesia.


Pero quiero decirte que para llegar a obtener la salvación no es solamente creer que ya somos salvos. Es necesario tener fe que Cristo es nuestro único y suficiente salvador, necesitamos arrepentirnos de nuestras malas actitudes.


El cambio en mi manera de pensar y de creer en Dios inició cuando la enfermedad, el desánimo, las traiciones e incluso el dolor llegaron a mi vida. Cuando sentí que había tocado fondo, fue el momento exacto en el que reconocí que no podía levantarme con mis propias fuerzas. Ese fue el momento exacto de rendirme a los pies de Cristo y creer que Él era el único que podía perdonar mis pecados y limpiar mi corazón de toda la tristeza y dolor que me aquejaban.


Creer en Él y en el sacrificio que hizo por mí en una cruz, fue el impulso para levantarme y servir a Dios con todo el corazón. No te imaginas lo agradecida que vivo cada día al saber que Dios está conmigo y que me provee de fuerza por medio de la fe que salva.


La fe puede tener múltiples interpretaciones, yo puedo tener fe en que un jugador de futbol hará ganar a un equipo, puedo tener fe a que un medicamento me aliviará el dolor. Todos podemos tener fe en algo o alguien, pero ninguna fe de esta tierra nos salvará. La fe que salva es la que tenemos cuando creemos que Jesucristo ha venido para perdón de pecados, que por su muerte somos salvos, que habrá un cambio en nuestro interior y que esa fe iniciará a prosperar dentro de nosotros.


Me he preguntado muchas veces. ¿Qué es lo que tiene que suceder en el mundo para que creamos que Jesucristo es el hijo de Dios y que Él es nuestra esperanza para llegar a obtener la vida eterna? ¿Será que tendremos que esperar que vengan momentos trágicos para creer? Son muchas interrogantes que quizá tú también te has preguntado. Pero no debemos esperar que venga Dios literalmente a decirnos que es nuestro salvador, no debemos dejar pasar tiempo para darnos cuenta que necesitamos arrepentirnos de nuestras faltas y creer en Él, no sabemos qué sucederá el día de mañana.


La fe que nos puede salvar requiere de una relación personal y de compromiso con Dios. Ni tu padre, tu madre, tus hijos, tus tíos u otro familiar te podrán salvar. Es necesario tener fe en Cristo como nuestro Salvador. Recuerda que nadie da su vida por alguien que no ama. Cristo dio su vida por ti, eres amado y Dios te llama para que tengas fe en Él y en su poder para salvar.


Querido(a) hermano(a), amigo(a), te digo con todo amor que Dios tiene un lugar especial para ti, no importa si sientes que estás tocando fondo, como yo un día lo creí, no importa si te acusan de ser el más pecador o si la tristeza o el desánimo ha llegado a tu vida. Cree en el hijo de Dios, Él te perdona de todo pecado.


Cuando reconocemos que hemos fallado y que necesitamos la ayuda de Dios, Él nos provee de fe, Él guía nuestro camino hacia vida eterna, Él inicia el cambio de muerte a vida.


Eres importante y especial para Dios, como ese niño que su padre le tiene un regalo preparado y lo único que debe hacer para obtenerlo es caminar hacia el padre. Si quizá te has sentido indigno de ese regalo, te animo a encaminar tus pasos al padre. Eres amado por Él y aunque el camino parezca difícil recuerda que Dios tiene la salvación para ti. Hoy es el momento de acercarte a Dios y prepararte a vivir un rumbo diferente, teniendo la plena confianza que serás salvo por medio de la fe.


Colaboradores:

Autor: Prisila Ramírez

Diseño y Publicación: Josué Guzmán

Revisión: Jaquelinne Colindres

Gestión: Deisy Lara

321 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
Suscríbete a SOYIDEC y recibe las últimas noticias en tu email

Iglesia de Dios Evangelio Completo de Guatemala

Todos los derechos reservados.

7 av. 32-31 zona 11 Las Charcas. 

Tel. 2476-7075

© SOYIDEC
  • telegram-512
  • Instagram
  • Facebook icono social
  • YouTube
LOGO IDEC2019-02.png