Buscar

SANTIFICACIÓN Y SANTIDAD

Actualizado: feb 25



Santificación y Santidad son términos parecidos, provienen del griego (jagios - jagiasmós) “Santo” que significa: separados, apartados o consagrados. Por su lado, la santificación es la separación del viejo hombre y acercamiento a Dios; el hombre nuevo, decide apartarse de la oscuridad y caminar por el sendero estrecho, guiado por el Espíritu Santo. En Mateo 7:14 (RV 60) dice: “Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”.


En este sentido, es preciso resaltar que, la santificación es la segunda obra de gracia por el ser humano, el cual lo separa y aparta para él. Cabe resaltar, que una evidencia de esta obra es la manifestación del Fruto del Espíritu, registrado en Gálatas 5:22-23 “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”. De esta manera, el creyente evidencia su una nueva vida en Cristo.


Cabe mencionar que, sin santificación no hay santidad; puesto es necesaria esta obra para desarrollar una vida santa y agradable a Dios. Además, éste es un imperativo divino para cada cristiano; ya que, todos fueron hechos a imagen y semejanza de Dios, con una misión especial: llegar a la estatura de Cristo, según Efesios 4:13 “Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo (NVI). Así pues, gracias a Cristo, quien murió en la cruz del calvario, llevó los pecados de los hombres, espera que el ser humano pueda consagrarse diariamente a Él.


Ahora bien, la santidad es la norma de vida, de Dios, para su pueblo. (7mo. Artículo de la Declaración de Fe). En Hebreos 12:14 (RV 60) dice: Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Entonces, como fieles a su Palabra es necesario desarrollar una vida consagrada a Cristo. Finalmente, no hay que olvidar las palabras del apóstol Pedro “Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo” 1ª Pedro 1:13-16.


Entonces, la santificación es la segunda obra de gracia que Jesucristo hace en el ser humano, la cual prepara al creyente para vivir una vida consagrada a él, y evidenciar una vida en santidad. Es deber de todo creyente permitir que el Señor obre en su vida, para corregir sus acciones y vivir en agrado a Dios.

Autor: Lourdes Cabrera

Diseño y publicación: Esdras Calel

Revisor: Emerson Elías

342 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Suscríbete a SOYIDEC y recibe las últimas noticias en tu email

Iglesia de Dios Evangelio Completo de Guatemala

Todos los derechos reservados.

7 av. 32-31 zona 11 Las Charcas. 

Tel. 2476-7075

© SOYIDEC
  • telegram-512
  • Instagram
  • Facebook icono social
  • YouTube
LOGO IDEC2019-02.png